Uno de los grandes del deporte aragonés. Un luchador, Perico Fernández. Estuvo ayer en nuestra Casa y es de esas personas que dejan huella. Y una foto también, con nuestro Néstor. Seguro que conocéis muy bien a los dos…

“Los inicios de Perico Fernández fueron meteóricos. Despachaba rival tras rival en los primeros asaltos con poderosos golpes. Pero esa facilidad ponía en duda su valía, ya que sus adversarios no eran de primera fila y los aficionados se preguntaban qué sería de Perico cuando se enfrentara a buenos boxeadores. El 3 de marzo de 1973, en Zaragoza, vence a Kid Tano y se proclama campeón de España a los puntos en 12 asaltos”. Increíble.

Luego vinieron malos años, pero nadie nunca le olvidó. Y desde hace algunos meses, todos juntos le devolvimos la ilusión por vivir y hoy lo hemos visto muy alegre y contento, disfrutando de las mejores tapas de Zaragoza.