A simple vista es difícil adivinar qué es. Lo sabemos porque muchos de vosotros nos lo habéis preguntado más de una vez. después de hacerle unas cuantas fotografías. Lo exponemos en una de nuestras vitrinas desde 1996.

Viajó desde Lisboa, lo encontramos en un mercadillo más que recomendable de esa ciudad, la Feira da Ladra (Mercado de la ladrona): ahí se pueden encontrar desde antigüedades hasta curiosas artesanías.

Ni con la foto se puede saber qué es. Pues se trata de un asador de pollos doméstico de pos guerra. Se utilizaba en los años 30 y está compuesto de una pequeña resistencia. El pollo se colocaba en medio y se regulaba su altura para configurar el calor. Su mecánica es tan sencilla que aún podría funcionar, aunque no lo hemos probado. En pocos sitios podréis ver algo así. De hecho, nos encantaría conocer vuestras historias con artefactos similares.

De momento, preparamos otros post sobre objetos de nuestra Casa de Comidas de Zaragoza. Esperamos sugerencias. Nuestro temario temporal es hablar sobre nuestras linternas mágicas, el “Goya” que nos regaló Félix Zapatero y la primera tapa que preparamos en La Republicana.